LOU REED, in memoriam

La escena musical está de luto. Artistas como Arctic Monkeys o Pearl Jam homenajean a LOU REED versionando alguno de sus temas en los conciertos que han ido dando estos días. La misma noche del domingo un plantel que incluía a Neil Young, Elvis Costello o My Morning Jacket le homenajeaba interpretando “Oh! Sweet Nuthin” en los conciertos benéficos Bridge School 2013 (lo puedes ver ahí abajo).

Moe Tucker o John Cale reaparecen añorando a su antiguo compañero de grupo. Un interminable desfile de músicos presenta sus respetos en las redes sociales, algunos se atreven incluso a escribir algo más elaborado en la prensa. Morrissey, Patti Smith, David Bowie, los Who, Pixies, Goldfrapp, David Byrne…  Julian Casablancas, de los Strokes, declara que “Lou Reed es la razón por la que lo hago todo“. Loquillo le recuerda en El Mundo: http://www.elmundo.es/cultura/2013/10/28/526d80060ab74081598b4570.html

Sí, Lou Reed ha muerto. Un artista fundamental en la historia de la música. Quizá no uno de los más famosos pero sí uno de los más influyentes. Su obra se levanta imponente, enorme, inalcanzable… y nos sigue admirando como el primer día.

Con 71 años Lou Reed falleció el domingo pasado, el 27 de octubre de 2013, en su casa de Southampton (Long Island, muy cerca de Nueva York). En enero se sometió a un trasplante de hígado que no logró solucionar un grave problema hepático. La última revisión mostró que ya no había solución así que Lou y el entorno más cercano (su mujer Laurie Anderson más familia y amigos) esperaban su muerte desde días antes…

No intentaremos ahora resumir su vida y obra. Muchos lo han hecho estos últimos días. Sí nos gustaría poder dedicarle algún monográfico de “Nos queda la música” en la televisión para poder contar la historia con imágenes y canciones. Quizá algún día. Mientras, nos conformamos con recordar el poder de su obra.

http://www.stereogum.com/1541661/20-great-lou-reed-moments/list/

Personalmente, la escucha del primer disco de The Velvet Underground fue toda una epifanía. Con 16 años pero gran aficionado a la música, oír finalmente aquel disco del que tanto había leído (en la época preinternet, cuando conseguir discos podía ser complicado) me llevó a terrenos que no era capaz de asimilar y por eso resultaban aún más atractivos. Entre la dulzura de canciones como “Sunday Morning” o “I’ll be your mirror” y el caos de “Heroine” o “European Son” cabe un mundo de sensaciones (de “Waiting for the man” a “Black Angel Death’s song“). “The Velvet Underground & Nico”, publicado en marzo de 1967 y con toda la mística alrededor de Nico, Andy Warhol y la “Factory”, es un disco inagotable, al que recurrir una y otra vez. Un modelo inalcanzable para cualquier músico que pretenda grabar un disco trascendente.

Pero es que los siguientes álbumes del grupo, con los giros de timón que supusieron tanto el tercer como el cuarto disco (el delicado “The Velvet Underground” de 1969  y ese “Loaded” del 70 que acumulaba protohits como “Sweet Jane” o “Rock & Roll”) hicieron aún más relevante a la banda (no olvidemos, también estaban ahí John Cale –no todo el tiempo-, Sterling Morrison –fallecido en 1995- y la batería Maureen Tucker).

En su momento solo fueron conocidos por unos pocos, con el tiempo el nombre ha adquirido un estatus legendario. El rock urbano, las letras de realismo sucio, las temáticas “escabrosas” (las drogas, el sexo)… el enfoque más adulto del rock y el pop nace ahí. Y la música alternativa: el punk, el indie, el noise… Reverenciados con los años, en la década de los 80 el suyo pasó a ser un nombre intocable. Su gira de reunión no hizo mella en el mito. Y sus encuentros y desencuentros con el otro “Velvet” fundamental se mantuvieron hasta el final. Ha dicho John Cale estos días: “Dos niños se conocen por casualidad y 47 años después se pelean y se quieren de la misma manera. La pérdida de cualquiera de los dos es incomprensible. No hay reemplazo, no hay sustitución digital o virtual… ahora estoy roto, para siempre. A diferencia de muchos con historias similares, expusimos en vinilo lo mejor de nuestra furia, para que el mundo le eche un vistazo. Las risas que compartimos hace apenas unas semanas, siempre me recordarán todo lo bueno que hubo entre nosotros

Por supuesto, la historia fue mucho más compleja. Y era solo el preámbulo de una carrera en solitario llena de momentos altos (la cumbre artística, el asombroso “Berlin” de 1973; la cumbre comercial, el obligado “Transformer” de 1972 y su eterno “Walk on the wild side”) y momentos muuuuy arriesgados (“Metal Machine Music”, “Lulu” junto a Metallica).

El camino seguido por Lou Reed a lo largo de los años nos muestra que no intentaba reinventarse, simplemente hacía lo que en cada momento le apetecía. De estrella lumpen a sibarita audiófilo, de animal de rock’n’roll a intelectual yoga-dependiente, de yonqui peligroso a reclamo publicitario (ahí arriba le vemos en su última foto, tomada solo dos semanas antes de su fallecimiento por Jean Baptiste Mondino para una marca de aurículares).

Músico, poeta, artista… Muy neoyorquino y muy malhumorado. ¿O no? Maureen Tucker opina: “Muchas personas, creo, tienen la impresión de que Lou era una especie de hijo de puta malhumorado. Pero eso no es cierto. Tenía mal humor. No toleraba que alguien que tiene un trabajo lo haga mal. Eso le tocaba los huevos, y entre esos es donde podrías encontrar a gente que lo considerase la ‘sagrada mierda’. ¿Pero puedes culparlo de eso?

Detalles de una personalidad escurridiza. Al final lo que queda es su música. Y en este caso la obra es lo suficientemente amplia y atractiva para desbordarnos. Sumergirse en ella, recorrerla entera a lo largo de los años sigue siendo una experiencia fascinante. ¿Aún no lo has hecho?

Anuncios

Un Comentario

  1. el domingo pasado me despedi de uno de los mas importantes creadores de la banda sonora de mi vida escuchando el inimitable disco del platano como le conociamos por aquel entonces y me volvio a causar tanto impacto como la primera vez que lo escuche haya por el 77 nunca estaras lejos de mis oidos lou hasta siempre


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s